Invitación a participar con entusiasmo en visita de su Santidad a México!!!

Papa EUA ONU  (8)

Joven amiga, joven amigo, ¡Te invito!

Te invito a recibir al Papa Francisco como eres: joven con dignidad y libertad.

Como joven cuyos ideales no han sufrido mengua ni desgaste ni descuentos, porque aspiras a vivir en una patria que sabe compartir lo poco o lo mucho, que sabe reír y disfrutar y, también, soportar las adversidades con entereza: México

Con tu dignidad de persona que razona y se dirige por criterios auténticamente humanos, que reflexiona y decide por sí misma, lo que te constituye en persona muy importante, única e irrepetible en la historia humana.

Con plena libertad, con el respeto que tú mismo mereces, consciente de tu compromiso, porque sabes que el Papa Francisco viene a alentar tu propia esperanza, tu confianza en que un México mejor es posible y que se va a conseguir, si tú lo decides, con tu esfuerzo, con tu trabajo, con todas y cada una de tus acciones.

¡Te invito a recibirle! Verle pasar por las calles, reflexionar sus palabras, participar en alguno de los actos que presidirá, acoger su mensaje, escribirle.

Recíbelo con la firme decisión de respetar tú mismo tu invaluable dignidad personal: que nada de lo que piensas, anheles, decidas y realices, menoscabe tu dignidad ni la de nadie; y de exigir de quienes te rodean que la respeten siempre y te ayuden a ser mejor cada día.

Recíbelo con la total responsabilidad de un joven maduro que sabe dar cuentas de todos sus actos, porque todos los has decidido y realizado para conseguir vivir en una sociedad más digna y respetuosa de sus integrantes, más fraterna y solidaria con los que menos tienen, más justa y equitativa.

Tú sí sabes que su visita tiene una sola razón: Mostrarnos que todas las “áreas de oportunidad” que nuestra patria tiene, es decir, todas las cosas que nos duelen, que nos avergüenzan, que nos tornan inhumanos, pueden solucionarse ya, si cada uno de los jóvenes y no tan jóvenes de México se compromete a responder con entereza, con honor, a su invitación: un México libre, digno, fraterno.

Todos juntos podemos vivir un mundo de paz si trabajamos, en la paz, llenos de paz, por impedir cualquier abuso de quien sea. Podemos vivir un mundo lleno de fraternidad si a cada persona la tratamos con el afecto, el respeto, la sencillez, que caracterizan siempre a los mexicanos.

¡Que puedas ver a los ojos, sin avergonzarte, a todas las personas que encuentras!

¡Que tú mismo puedas verte a tus propios ojos, sin rubor ni pena de ti mismo!

Si aceptas, invita a otros jóvenes como tú…

Hno. Manuel Velasco Arzac-ULSA DF

amiesic_int

Leave a Reply

*

captcha *